17/9/17

Visita: Fábrica y museo Opel en Rüsselsheim (Alemania)

Hace pocas semanas tuve la oportunidad de visitar la fábrica principal de Opel, situada en la localidad de Rüsselsheim (Alemania). Además, la visita incluye el museo de la marca.


La fábrica se encuentra en la localidad de Rüsselsheim, cerquita de Frankfurt (centro-oeste de Alemania). La dirección es Friedrich-Lutzmann-Ring 1, y toda la información la puedes encontrar en su página web, que te enlazo aquí... pero que viene sólo en alemán. Aún así no es complicado hacer la reserva ("zur Buchung"), en la que habrá que indicar el día y la hora deseados de entre los que se ofrecen, y además el número de visitantes que hará la visita. Cuesta 6 € por persona (adultos y niños mayores de 12 años), 3 € la entrada reducida, y hay que tener en cuenta que los niños menores de 6 años no tienen permitida la entrada. El tour dura unas 2 horas y es en alemán, y solamente algunos días del año se realiza en inglés, por lo que o dominas el idioma de Merkel o lo llevas crudo... Pero aunque no sea el caso recomiendo la visita igualmente.


En el edificio principal puedes admirar un par de modelos, confirmar la reserva (y pagar la entrada), y ver una pequeña tienda con productos Opel. ¡Aviso! Esta tienda tiene un horario bastante reducido, así que si realizas el último tour (que es a las 15:30) ten en cuenta que cuando vuelvas estará cerrada... por lo que si quieres comprar algo, hazlo antes.


Llega la hora, y te subes en grupo a un autobús que te lleva primero a una nave donde está el museo de la marca. Primero, el guía da una breve explicación de la historia de la marca (¿sabías que no empezó fabricando coches?) y de algunos modelos emblemáticos, y tras eso tienes un ratillo (¡demasiado breve, que son unos 15 minutos nada más!) para pasear por la nave y admirar los modelos que están allí expuestos (y los otros productos Opel que fueron fabricados, que van desde motos hasta neveras). Todos ellos forman parte de la historia de la marca: Kadett GSi, una maqueta de arcilla de dos posibilidades de diseño del primer GT, modelos de carreras, el primer Kadett, el primer Kapitän, el Calibra... Eché en falta algún modelo, pero la nave no es demasiado grande y cabe lo que cabe. Además, no es un museo en su totalidad ya que buena parte de los coches están simplemente aparcados unos junto a otros sin ningún expositor especial (como se ve en las fotografías). Con todo y con eso, merece la pena la visita (el guía tuvo que recordarnos varias veces que ya nos habíamos excedido del tiempo...).


Después de dejar los móviles y las cámaras de fotos en unas taquillas, volvemos al autobús para hacer el resto de la visita, que consiste en la fábrica propiamente dicha. Recorreremos varias naves en las que veremos todo el proceso, desde los primeros moldes a partir de rollos gigantes de metal, al montaje de la carrocería en el chasis, o del salpicadero y las lunas, hasta que el producto queda totalmente terminado y sale de la fábrica. Allí se fabrican el Zafira y el nuevo Insignia, y ambos salen de la misma línea de montaje.


En resumen, una visita muy recomendable si eres un amante de los coches (y de la marca del rayo en particular). Aunque no sepas alemán, merece la pena. Y, además, puedes ver alguna cosa camuflada por ahí dentro... (aunque no puedas hacer fotos, pero por allí andaba un Astra con el morro tapado, varios modelos de Chevrolet como el nuevo Cruze o el restyling del Trax, así como el nuevo Grandland X totalmente destapado). Más información en su página web (que te vuelvo a enlazar) o en la dirección de correo electrónico Diewerkstour@opel.com. Eso sí, por favor señores de Opel, ¡queremos un museo de la marca en condiciones, no sólo una nave con coches aparcados! La galería de fotos del museo, aquí.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un blog sin opiniones no es nada, así que deja la tuya. ¡Gracias!